¿Como funciona el sonido estereofonico?

Aprenda como funciona el sonido estereofonico en su reproductor de discos y en las salas de cine
buscar libros y productos relacionados

Es imposible que un disco produzca el efecto completo de una orquesta si todo el sonido procede de un solo altavoz. El sonido de la orquesta viene de una superficie de unos 20 metros de ancho y unos 10 metros de profundidad.

Cuando se registra en un solo canal (monoaural), en un disco o cinta magnética, el sonido se comoprime, finalmente, en un solo altavoz de unos 20 a 25 centímetros de diámetro. Al escuchar este disco, no se tendrá la impresión de asistir a un concierto, aunque los micrófonos estén muy bien dispuestos durante el registro y se hayan conservado todas las notas. Al sonido en un solo canal (monoaural) le falta dimensión. Con dos altavoces y dos canales de sonidos separados, la reproducción puede ser mucho mas real.

El hombre tiene dos oídos. Cuando escucha el sonido en una sala de conciertos, este llega a todas las direcciones. Los sonidos recorren caminos ligeramente distintos para llegar a sus dos oídos, de manera que cada uno recibe una selección diferente. De las dos selecciones, el cerebro humano puede reunir los sonidos en tres dimensiones y localizarlos. Resulta evidente que el sonido proviene de una zona mucho mas amplia. Para el registro de un disco estereofónico se utilizan, normalmente, seis micrófonos, que se distribuyen de varias maneras. Los canales se integran, por último, en dos, para conseguir una grabación en dos canales, que es la que mas se parece al sonido real. Otro procedimiento consiste en colocar dos micrófonos en una cabeza artificial, separados unos centímetros. La diferencia entre los sonidos que recibe cada micrófono es parecida a la que detectan los dos oídos humanos. A partir de esta etapa, los dos canales se mantienen completamente separados. Al principio, se registran en dos pistas magnéticas. La cinta grabada se utilizar para hacer el prototipo del disco: la copia maestra. Una aguja de diamante contra un surco en espiral, en un disco metálico. las variaciones laterales en el surco corresponden a las variaciones de sonido. Un lado del surco se graba con el sonido de un canal y las variaciones, en el otro lado, corresponden al segundo canal. Todos los discos son reproducciones exactas de la copia maestra. Cuando se pasa el disco, los dos canales se mantienen todavía separados. La aguja (púa) del gramófono se introduce en el surco y se mueve de un lado a otro, a medida que sigue la trayectoria del mismo. Cada canal produce oscilaciones eléctricas separadas en la cabeza del pick-up del gramófono. La señal eléctrica se ha de amplificarse. Para esto se utilizan circuitos electrónicos que tienen válvulas o transistores, pero no se pueden enviar los dos canales por el mismo amplificador, porque pasarían a través de las mismas válvulas y sería imposible separarlos nuevamente. Cada canal de un sistema estereofónico requiere su propio amplificador y su altavoz. Las posiciones de los altavoces dependen del tamaño y forma de la habitación, pero lo corriente es que estén a un metro o mas de distancia. La posición ideal para escuchar es el punto situado a igual distancian de los dos altavoces; en este caso, el sonido parece que llega de toda la habitación y no precisamente en la dirección de los dos altavoces. Sin embargo, este efecto sólo tiene lugar en una zona pequeña entre los dos altavoces. Tal zona aumenta añadiendo otro canal de sonido entre los dos primeros. Los canales complementarios representan un perfeccionamiento, pero resultan costosos. Cada nuevo canal necesita otro amplificador y otro altavoz en la etapa de reproducción y, probablemente, más micrófonos y amplificadores cuando se registra el sonido.

Sonido Estereofonico en los cines

Las pantallas de los cines son cada vez mas anchas y plantean el problema de aparentar que el sonido proviene de cualquier punto de la pantalla. Esto no es posible con una banda sonora en la película y un solo altavoz. Con dos canales se consigue un efecto estereofónico, pero solo será percibido por el público en el punto medio entre los dos altavoces. Para pantallas todavía mayores, son necesarios hasta seis canales en la banda sonora y, consecuentemente, seis sistemas de altavoces distintos.

Discos Estereofónicos:

Los canales izquierod y derecho se registran, en forma de ondulaciones, en ambos lados del surco espiral continuo grabado en el disco. Las ondulaciones en un lado producen un canal y las del otro lado, el otro canal restante. La aguja ("púa) se introduce en el surco y se mueve de un lado al otro. El movimiento complicado que realiza la guja se analiza en la cabeza del "pick-up", manteniéndose los dos canales separados. Así, las ondulaciones de un lado se convierten en un canal de sonido y las del otro lado, en otro canal. En la cabeza del "pick-up" del tocadiscos, los movimientos se transforman en oscilaciones eléctricas. Esto se puede conseguir colocando dos cristales piezoeléctricos en la cbeza del "pick-up"; sin embargo, con un solo cristal, tallado de manera apropiada, es posible obtener dos canales de impulsos eléctricos separados.

Aparato Magnetófono Estereofónico

En la grabación, los sonidos se registran como variaciones en el magnetismo de un recubrimiento magnético que reviste un todo de la cinta. Cuando se graba, la cinta pasa entre los dos polos de un electroimán potente. La distancia entre los polos es, ciertamente, muy pequeña y el campo magnético entre ellos varía con la señal eléctrica que llega a la bobina enrollada sobre el imán. La señal contiene la versión eléctrica de las vibraciones sonoras. En la mayoría de los magnetófonos, el sonido no se registra en todo el ancho de la cinta, la cual se divide en dos o cuatro "pistas". En un magnetófono de cuatro pistas, el electroimán se halla dividido en dos partes, cada una de las cuales esta magnetizada por una bobina distinta. En un magnetófono estereofónico, estas bobinas pueden actuar separadamente y al mismo tiempo sobre su parte del electroimán. Los dos espacios entre los polos están uno encima del otro, por lo que cada canal de música puede grabarse, simultáneamente, en distintas pistas de la cinta. Cuando se pasa la cinta, para que produzca el sonido ocurre todo lo contrario. Normalmente, el mismo electroimán sirve para grabar y reproducir. Cuando la cinta pasa de nuevo por el entre-hierro del electroimán, las variaciones en el campo magnético, grabadas en la cinta, producen las mismas mutaciones en el campo magnético del electroimán, las variaciones en el campo magnético , grabadas en la cinta, producen las mismas mutaciones en el campo magnético del electroimán. Cada pista produce sus propias variaciones, que recogen las bobinas del electroimán en forma de señales eléctricas, las cuales son amplificadas posteriormente.